Saltar al contenido

Mermelada de mandarina y membrillo (sin azúcar)

3 03Europe/Madrid diciembre 03Europe/Madrid 2018

Sigo endulzando estos días de otoño, tan hermosos y tan fríos. Esta vez he probado a hacer una mermelada sin azúcar, a ver qué tal, y el resultado ha gustado mucho.
Empiezo con los ingredientes:

10 mandarinas
1 lima
1 membrillo mediano
4 cucharadas soperas de stevia
1 tacita de agua
5 gr. de agar agar en polvo
y un poco de esencia de vainilla.

La elaboración es sencilla:

Primero se pelan las mandarinas y la lima y se extrae el zumo, filtrando las fibras más toscas, pero dejando en lo posible la pulpa suave, que dará más consistencia a la mermelada y, además, proporcionará un aporte de fibra, que nunca viene mal.
Luego pelamos y descorazonamos el membrillo (así, sin compasión, ¡qué pena!). Lo cortamos en trocitos pequeñitos y lo echamos junto con el zumo a una cazuela grande, donde ponemos también el agua, el agar agar, la stevia y la vainilla.
¡Y, hala, a cocer y a remover!
Para que el agar agar gelifique suficientemente es preciso que la mezcla cueza al menos tres minutos. yo lo tuve cociendo y sin dejar de remover al menos diez minutos, hasta que el membrillo estuvo tierno, pero consistente, diríamos que “al dente”.
La mermelada, aún en caliente, se distribuye en los recipientes donde vayamos a guardarla y se deja reposar hasta que enfríe. Es muy, muy importante no moverlos hasta que no haya gelificado. El agar agar en caliente no espesa la mezcla, así que hay que esperar para saber si hemos atinado.
Esta mermelada resulta muy rica y muy fresca, pero hay que tener en cuenta que no tiene ningún conservante, así que hay que consumirla pronto.
Como aún no controlo bien las propiedades del agar agar, no me he atrevido a poner los recipientes al baño maría, pero este será mi próximo experimento.
Esta mermelada dulce y fresca, no resulta nada empalagosa. Me recuerda a una de mis óperas favoritas, “La boheme”. Escucharla forma parte de mi programa de diciembre. La asocio con el frío del ambiente y el calor del amor. Pues eso, fresca y dulce, con su final un poco amargo, como esta mermelada de mandarina y membrillo.

… ¡Quién se encontrase con un poeta dispuesto a calentarnos la mano con tanta dulzura!

Anuncios
4 comentarios
  1. Suena estupendamente, sobre todo La Bohème…

    Le gusta a 1 persona

  2. Lupe permalink

    ¿Conoces el capítulo de La Bohème de This is opera? Está aquí, en A la carta:
    http://www.rtve.es/alacarta/videos/this-is-opera/this-is-opera-boheme/3068150/
    Es maravilloso.

    ¡Vivan los experimentos culinarios!

    Le gusta a 1 persona

¿Qué te sugiere?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: